Conexiones Creativas

Hace un mes (aprox) mi alma matter, el Istituto Europeo di Design –IED-, y el Art Bureau of Latin American Certifications –ABLAC-, me invitaron a asistir a un congreso en pleno corazón de la ciudad amurallada de Cartagena. En el claustro de Santo Domingo, con sus palmeras rodeadas de arcos, el #EcosistemaArte organizado por el think tank de economía creativa “Conexiones Creativas” acogió a más de 60 actores de relevancia en el sector cultural para cruzar palabras sobre temas de fondo:  lo público, lo privado, la producción, la comercialización, los medios, los públicos, los mercados…

Si bien, hubo un enfoque muy demasiado fuerte en torno a las artes visuales, las presentaciones fueron de primer nivel, siempre seguidas de debates de calidad. Tres presentaciones me impactaron en particular.

conexiones-creativas

 

Conectores, emprendedores e innovadores

La presentación de Celia de Birbragher, directora de ArtNexus, fue un recorrido delicioso por las colecciones más importantes de América Latina. Celia habla con elegancia y sinceridad, con la emoción y la seguridad de aquel que es apasionado pero experto a la vez. Lo fascinante de sus anécdotas es ese perfil del cliente de arte que denotan: el que se enamora a primera vista pero que se apoya en su experiencia, en el conocimiento de la historia, y  en un olfato para descubrir aquello que tendrá un valor futuro. Un consumidor que es, además, extremadamente sensible al servicio al cliente y a la capacidad de fidelización de sus sofisticados proveedores (aka. las galerías).

La presentación de Eduardo Brandao fue una invitación a soñar. Su increíble galería Vermelho en Sao Paulo es considerada una de las más importantes de este lado del mundo. Es un verdadero centro cultural con sala de cine, editorial propia, desfiles de moda y talleres de cocina que terminan a medianoche. Un emprendimiento que responde a una visión apasionada, una misión coherente y a una estrategia orgánica de marketing: la cultura como producto (la galería) y como herramienta de posicionamiento y comunicación (acción cultural). Un ejemplo de que pasión y negocio funcionan como cocktail de éxito gracias y para la cultura.

artistscities_marcelle_saopaulo_3a_0

Por último, la reflexión de Lucía González fue, de lejos, la que más removió temas de fondo. Con una visión social e integradora como pocos la tienen, pidió que se bajara del pedestal al ARTE en letras mayúsculas sinónimo de galerías, artes plásticas, y academia, para fijarnos más bien en los interesantísimos emprendimientos sociales de grupos de música urbana de las comunas de Medellín, entre otros ejemplos. Proyectos culturales que se autofinancian y con un impacto social, demostrando que con innovación y creatividad pueden ser el objeto de estructuras culturales sólidas: ¿la cultura como modelo de negocio? ¿La cultura como posibilidad de desarrollo social? ¿La cultura como salida en un país con tantos problemas –no olvidemos que Lucía trabaja en el Alto Comisionado para la Paz-?

alcolirykoz

 

La creatividad como motor de desarrollo

Hace un tiempo, participé en el I° encuentro de arte de Tolima, unas jornadas que buscaban evaluar el estado del arte de la industria cultural tolimense. Participé animando la mesa de marketing.

La gran problemática era si los públicos y el mercado no habían llegado ya a un punto de saturación, por un lado. Por otro, la pregunta que surgió es si no haría falta un trabajo de curaduría que permitiera una producción de calidad y diferente. Muchos de los portafolios demostraban habilidades técnicas, pero todos eran lo mismo… ¿Dónde está la creatividad, la innovación, lo diferente? ¿Si hubiese un cliente, por qué este elegiría a uno u otro artista? ¿Por qué elegiría a un artista de la región y no un bodegón chino que venden en una gran superficie?

Recordemos que el marketing tiene dos grandes pilares: la estadística y la creatividad. La estadística se enfoca en el conocimiento del mercado y los contextos, la creatividad en la oferta y la comunicación. La información estadística se puede conseguir contando y observando. Pero ¿la creatividad…? Es mucho más complejo, porque la curiosidad y el criterio se forman desde la educación en las aulas de clase, con la experiencia… Tal vez tengamos un gran reto en este sentido, ya que enseñando a generar ideas podemos provocar cambios capaces de transformar toda una sociedad, más allá del arte y de la cultura.